Encontrando el servicio doméstico perfecto

Encontrando el servicio doméstico perfecto

Entrevista

Como regla general el primer contacto se establece por teléfono. Confía en tu instinto, hazte una primera impresión y decide si la persona te gusta de manera espontánea. En el caso de que la persona que buscas tenga que trabajar en tu casa durante las horas en las que tú no estás presente, trata de hacerte una idea de cómo te sentirías en dicha situación.

 

Entrevista personal

Es siempre recomendable organizar una entrevista personal con la candidata/o, con el fin de aclarar las preguntas más importantes que puedan surgir y analizar la idoneidad para el puesto de trabajo. En el siguiente link encontrarás una lista de preguntas que hemos elaborado a modo orientativo que puede serte de utilidad durante la entrevista inicial:

Cuestionario para una entrevista inicial con el servicio doméstico

Invita a esas personas que te hayan causado buena impresión a una entrevista personal. Esta puede tener lugar en un lugar neutral o en tu propia casa. Si decides realizar la entrevista en tu casa le das a la persona la oportunidad de hacerse una idea del posible lugar de trabajo. Para esta entrevista no es necesario el pago de un salario.

Los siguientes temas deben abordarse en la conversación:

Tareas

Explica al comienzo de la conversación cuáles son exactamente las tareas a realizar y tus expectativas de resultados. Por ejemplo, ¿se trata solo de limpiar o también esperas de tu empleada/o del hogar que realice tareas como planchar, cocinar o ir de compras?

Experiencia

¿Qué experiencia posee tu futuro servicio de limpieza a domicilio? ¿Tiene experiencia con las tareas requeridas? ¿Qué actividades ha desempeñado ya? ¿Cumple la persona con tus expectativas y necesidades?

Referencias

¿Posee la persona alguna formación (ej. Curso de empleada/o del hogar) o recomendaciones de otros empleadores?

Sueldo

Pregunta a la candidata/o para el puesto de empleada/o del hogar por sus expectativas salariales y aclara las condiciones de empleo. Esto incluye gastos de viaje, comidas, derecho a vacaciones, etc.

Disponibilidad

Por supuesto, la/el asistente doméstico debe estar disponible en las fechas que lo necesites. En todo caso, también se podrá plantear la posibilidad de asignación de tareas espontáneas o la necesidad de flexibilidad en cuanto a los horarios de trabajo.

Periodo de prueba

En caso de que te decidas por una o varias personas, puedes organizar una sesión de prueba.

De esta manera, puedes comprobar si te agrada la forma de trabajar de la persona en cuestión y si cumple con tus expectativas. Además, puedes hacerte una idea de si realmente te sentirías cómodo dejando a esa persona sola en tu hogar. En el caso de periodos de prueba de uso limitado, no es necesario realizar un pago. En cualquier caso, es común y justa la remuneración de dicha sesión de prueba.

En el momento en que hayas dado con la persona adecuada, asegúrate de seguir nuestras recomendaciones de empleo (contrato, seguro, etc.).

 

Este artículo: